Agenda tu cita 8120892244

¿Estás buscando un diagnóstico?

Te ayudamos a dar un paso más cerca al diagnóstico

A B C D E F H I L M N P R S T V

Afasia

Afasia

Se le conoce como afasia a una alteración del lenguaje en donde, dependiendo del tipo, el paciente no entiende lo que se le dice o tiene dificultad para expresarse verbalmente. El familiar usualmente lo refiere como si el paciente presentara problemas para hablar o como si tuviera la lengua enredada. 

Cuando se presenta de manera súbita es sumamente importante primero descartar un infarto cerebral, en estos casos, además de la afasia, suelen presentar debilidad, ya sea solo de un brazo o en la mitad de un cuerpo. 

Puede ser también una secuela de un traumatismo craneoencefálico, dependiendo de la severidad del accidente. En caso de niños puede haber un trastorno del neurodesarrollo. En algunos casos puede tratarse de una afasia primaria progresiva, sin otras enfermedades asociadas.

Alteración de la memoria

Alteración de la memoria

Los problemas de memoria muchas veces pueden manifestarse como olvidos frecuentes o dificultad para recordar acontecimientos. La mayoría de las veces comienza con olvidar donde se dejaron las llaves o el celular, pudiendo progresar a olvidar cómo llegar a su casa e incluso a no reconocer a sus familiares.  En casos leves puede deberse a un deterioro cognitivo, el cual puede o no progresar a demencia. Este padecimiento suele presentarse en mayores de 65 años, en donde, a diferencia de una demencia, esta alteración en la memoria no afecta la calidad de vida del paciente.  También puede haber una alteración de la memoria de manera temporal cuando una persona padece de delirio, usualmente asociado a una infección o una enfermedad.  El principal tipo de demencia es la enfermedad de Alzheimer, en cuyo caso los pacientes van presentando una alteración de la memoria que va progresando con los años llegando a incapacitar al paciente.  Otras enfermedades neurodegenerativas que cursan con demencia son la enfermedad de Parkinson en estadios avanzados, la demencia de cuerpos de Lewy y la demencia frontotemporal En el caso de personas que han padecido de alguna enfermedad vascular por muchos años como hipertensión, pueden presentar cambios en el cerebro, llegando a desarrollar demencia vascular Por otro lado, hay otros padecimientos en los que puede haber una alteración de la memoria gradual de manera subaguda con la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob y la hidrocefalia normotensiva. La primera se asocia también a cambios de la personalidad y la segunda se acompaña de alteración en la coordinación de movimientos, con una marcha lenta e inestable, además de incontinencia.

Alteración de la conciencia

Alteración de la conciencia

Ésta se puede presentar en distintos grados y de diferentes formas. En el caso de la pérdida súbita de la conciencia, mejor conocido como desmayos, puede deberse a un síncope neurogénico, usualmente benigno, por un breve periodo de tiempo, con una recuperación espontánea y total.  También puede haber pérdida de la conciencia posterior a un traumatismo craneoencefálico, dependiendo de qué tan severo haya sido el golpe en la cabeza. En estos casos la severidad depende mucho del mecanismo de la lesión.  Hay algunos tipos de crisis convulsivas que cursan con alteración de la consciencia, ya sea como una pérdida súbita de la consciencia como es el caso de las crisis tónico-clónicas, o solo como una desconexión con el medio como ocurre en las ausencias, un tipo de epilepsia

Alucinaciones

Alucinaciones

Es la percepción de haber visto, escuchado, tocado, probado u olido algo que realmente no está ahí. Puede manifestarse por cualquiera de los 5 sentidos.  La enfermedad más común que se acompaña de alucinaciones es la esquizofrenia, en donde éstas son principalmente de tipo auditivas, incluso pueden mantener una conversación con las voces que perciben.  En la enfermedad de Parkinson es común que los pacientes experimenten alucinaciones visuales, en estos casos la mayoría de los pacientes están conscientes de que lo que están viendo no es real.  Las alucinaciones también pueden presentarse en etapas avanzadas de la enfermedad de Alzheimer y en la demencia de cuerpos de Lewy, así como durante el síndrome de abstinencia. Aunque mucho menos común, las alucinaciones también pueden asociarse a narcolepsia, principa

Anosmia

Anosmia

 Es la alteración o disminución del olfato. Dentro de las causas neurológicas de anosmia, la principal es la enfermedad de Parkinson, incluso puede presentarse antes de los síntomas motores como temblor o rigidez.

Ansiedad

Ansiedad

Es un estado de preocupación y estrés constante, que aunque es normal en ciertos escenarios, cuando se vuelve excesivo y continua puede representar un trastorno. Usualmente se caracteriza por estrés, palpitaciones, respiración agitada y sudoración. Puede acompañarse de otros síntomas como dolor abdominal, diarrea, estreñimiento, dolor de cabeza o temblor.  En muchos casos se asocia a depresión, a algún dolor crónico refractario a medicamentos, dolor por ciática o neuropatía y en algunos otros se presenta en pacientes con alguna enfermedad neurodegenerativa debido a la cronicidad de su padecimiento. Es también un síntoma común durante un síndrome de abstinencia.

Ausencias

Ausencias

Se le conocen como ausencias a un tipo de alteración del estado de alerta debido a una crisis convulsiva. Usualmente descrito por un testigo de una persona presentando una crisis de ausencia como si se desconectara del medio, se priva o que tiene la mirada perdida.  Están las llamadas “ausencias”, las cuales son crisis focales discognitivas. Este tipo de crisis suele presentarse en adultos y tiene una duración aproximada de 30 segundos. Por otro lado están las verdaderas crisis de ausencia, un tipo de epilepsia que consiste en crisis convulsivas generalizadas en donde el paciente presenta una desconexión con el medio durante un breve periodo de tiempo (aproximadamente 10 segundos). Estas suelen presentarse en niños y frecuentemente hay un retraso en el diagnóstico.

Ataxia

Ataxia

Es el término médico que hace referencia a la falta de equilibrio o de coordinación al realizar un movimiento, ya sea al caminar o incluso al calcular mal un movimiento cuando se intenta agarrar algo.  Usualmente se debe a alguna lesión que involucre al cerebelo, una parte del cerebro encargada principalmente de coordinar los movimientos. Entre las principales causas de lesión en el cerebelo se encuentran: traumatismo craneoencefálico, infarto cerebral, esclerosis mùltiple o un tumor cerebral en esa región del cerebro.  Entre las enfermedades que pueden cursar con ataxia se encuentran la hidrocefalia normotensiva, la cual también se acompaña de incontinencia urinaria y deterioro cognitivo.

Bradicinesia

Bradicinesia

Es el término médico para la lentitud de movimiento, es decir, cuando el paciente percibe que se ha vuelto lento o torpe, principalmente perceptible cuando camina o al realizar sus actividades básicas de la vida diaria.  Es el principal síntoma de la enfermedad de Parkinson, una enfermedad neurodegenerativa caracterizada por lentitud del movimiento, rigidez, temblor e inestabilidad postural.  También está presente en otras enfermedades con parkinsonismo, tales como demencia de cuerpos de Lewy, parálisis supranuclear progresiva, degeneración corticobasal, y atrofia de sistemas múltiples, antes conocidas como Parkinson plus.

Bruxismo

Bruxismo

Es el acto de apretar o rechinar los dientes durante el sueño, causando un desgaste del esmalte de los dientes.

Cataplejía

Cataplejía

Es la presentación súbita de sueño, generalmente breve de segundos a minutos, acompañada de pérdida brusca del tono muscular y suelen ser desencadenados por emociones como la risa, alegría, asombro o enojo. Es un síntoma característico de la narcolepsia

Cefalea

Cefalea

 Es el término empleado para referirse al dolor de cabeza. Ésta puede ser de diferentes tipos y presentarse en diferentes padecimientos neurológicos. Los principales son cefalea tensional en donde el dolor de cabeza es de tipo opresivo, principalmente en la frente, en las sienes y en la nuca, y puede ser de leve a moderada intensidad.  Cuando el dolor se presenta de manera predominante en un lado de la cabeza, ya sea de moderada a alta intensidad y se acompaña de náusea y/o vómito y de molestia a la luz y/o al sonido, es más probable que se trate de una migraña En otro tipo de migraña conocida como migraña hemipléjica, además de presentar las características típicas de la migraña, se acompaña de debilidad de alguna parte del cuerpo.  Existe también la cefalea o neuralgia de Horton, caracterizada también por un dolor muy intenso en una región de la cabeza, usualmente acompañado de secreción nasal o lagrimeo.  También puede estar presente al haber insomnio o ansiedad, debido a la falta de descanso y estrés.  En el caso de meningitis puede presentar dolor de cabeza intenso acompañado de fiebre, malestar general, vómito, escalofríos y molestia a la luz. Otra posible causa de dolor de cabeza es el bruxismo, que consiste en contraer la mandíbula durante el sueño, causando dolor de cabeza al despertar.

Ceguera

Ceguera

Es la pérdida de la vista, ésta puede presentarse de manera súbita o irse instaurando poco a poco, y puede afectar a uno o ambos ojos. Entre las causas neurológicas que pueden causar ceguera se encuentran el ataque isquémico transitorio, en este caso se trata de una ceguera transitoria, en ocasiones acompañándose de debilidad de alguna parte del cuerpo, puede también ser el primer síntoma de un infarto cerebral o como consecuencia de un traumatismo craneoencefálico, sobre todo si el golpe es en la región posterior de la cabeza. Cuando hay visión borrosa o hasta ceguera en un solo ojo y se acompaña de dolor ocular puede deberse a una neuritis óptica o esclerosis múltiple. Esto ocurre al haber una lesión inflamatoria de tipo desmielinizante en el nervio ocular.

Confusión

Confusión

Es la dificultad para pensar o razonar de manera clara, presentándose como desorientación en tiempo (no saber en qué día, mes o año estamos), lugar (no saber dónde se encuentra) o incluso en persona (no recordar su edad, nombre de familiares). Las causas son muy variables y dependen mucho del contexto y síntomas acompañantes a la confusión.  En el caso de adultos mayores puede haber un periodo de confusión transitoria al presentar delirio, esto ocurre principalmente cuando presentan alguna infección como una neumonía, infección de vías urinarias, etc. En estos casos se encuentran desorientados en tiempo, y pueden estar hiperactivos o hipoactivos.  Cuando la confusión se presenta de manera progresiva, avanzando con el paso de los meses o años, puede tratarse de un deterioro cognitivo De las personas que presentan este deterioro, pocos progresan a la enfermedad de Alzheimer, un padecimiento caracterizado por alteración de la memoria y confusión progresiva. En el caso de personas que han padecido de alguna enfermedad vascular por muchos años como hipertensión, pueden presentar cambios en el cerebro, llegando a desarrollar demencia vascular Por otro lado, dentro de las causas infecciosas del sistema nervioso, puede presentarse en pacientes con meningitis (inflamación de las capas que cubren al cerebro) o encefalitis (inflamación propia del cerebro).

Depresión

Depresión

Es un estado de tristeza constante y pérdida de interés por las actividad y cosas que antes disfrutaba, la cual llega a afectar de manera importante la calidad de vida de quien lo padece. En muchos casos se asocia a insomnio o somnolencia, aumento o pérdida de peso, dificultad para concentrarse, autoestima baja, y en casos severos, ideación suicida. Puede presentarse solo como depresión o estar asociada a la ansiedad Existen diferentes trastornos asociados a depresión como la depresión posparto, aquella que se presenta de manera persistente en la madre posterior al nacimiento de su bebé, y la depresión postduelo que se presenta de manera persistente posterior a la pérdida de un ser querido.  También puede haber depresión asociada a enfermedad neurodegenerativa debido a la naturaleza misma de la enfermedad, como es el caso de la depresión asociada a enfermedad de Parkinson, asociada a dolor crónico o a demencia. En casos severos puede haber depresión asociada a ideas suicidas. En el caso de la bipolaridad, los episodios de manía se alternan con periodos depresivos.

Dificultad para moverse

Dificultad para moverse

 Es un síntoma muy variable, con diferentes características y grados de intensidad. Puede deberse a debilidad, espasticidad, rigidez, bradicinesia o por movimientos anormales.  Entre los principales padecimientos que cursan con debilidad se encuentran: infarto cerebral, síndrome de Guillain-Barré, esclerosis múltiple, miastenia gravis y esclerosis lateral amiotrófica Padecimientos que se acompañan con espasticidad o aumento del tono muscular: infarto cerebral, parálisis cerebral infantil y esclerosis múltiple Padecimientos caracterizados por rigidez y bradicinesia, es decir, movimientos lentos: enfermedad de Parkinson, parálisis supranuclear progresiva y demencia de cuerpos de Lewy Padecimientos que se presentan con movimientos anormales: crisis convulsivas  o epilepsia, enfermedad de Huntington, mioclonías y distonías.

Diplopía

Diplopía

Es el término médico para visión doble, es decir, ver 2 imágenes de un objeto, la cual puede llegar a ocasionar mareo.  Entre las causas neurológicas que pueden causar visión doble se encuentra la parálisis de un III, IV o VI par craneal. Estos son los nervios que se encargan de los movimientos de los músculos extraoculares, por lo que al haber una lesión en alguno de estos nervios se desarrolla una oftalmoplejía, es decir, incapacidad o dificultad para mover un ojo.  Los padecimientos que pueden cursar con oftalmoplejía son: 
  • Inflamación de uno de los nervios por algún virus o por enfermedad desmielinizante como en la esclerosis múltiple.
  • Lesión del nervio por un traumatismo craneoencefálico
  • Afectaciones a nivel cerebral como la parálisis supranuclear progresiva.
Existen también otros padecimientos neurológicos en los que hay una debilidad progresiva de algunos músculos, pudiendo incluir los músculos de los ojos, tal es el caso de la miastenia gravis y del síndrome de Guillain-Barré. Otra posible causa de visión doble es el síndrome de Tolosa-Hunt, acompañándose de dolor en el ojo.

Disfagia

Disfagia

Es el término médico utilizado para referirse a la dificultad para deglutir o tragar, muchas veces expresado por el paciente o el familiar como se atraganta” o “se le va por otro lado”. Lo correcto es que el bolo alimenticio pase al esófago para posteriormente llegar al estómago.  La disfagia ocurre cuando hay dificultad para pasar el bolo correctamente, teniendo el riesgo de broncoaspiración, es decir, cuando la comida pasa hacia el tracto respiratorio, presentándose el riesgo de dificultad respiratoria y neumonía por aspiración.  Entre las causas neurológicas de dificultad para deglutir se encuentran un infarto cerebral cuando existe una lesión en el área encargada de mandar la señal de deglución. También puede ser por una lesión medular Las enfermedades neurológicas que pueden causar disfagia son la miastenia gravis, una enfermedad que causa debilidad, siendo la variante bulbar caracterizada por dificultad de deglución, para respirar y debilidad cervical.  Otra enfermedad es la esclerosis lateral amiotrófica, que al igual que la miastenia gravis, se presenta con debilidad y también existe una variante bulbar.  La enfermedad de Parkinson es conocida por tener muchos síntomas no motores, entre los cuales también puede haber disfagia.

Disnea

Disnea

Es la dificultad para respirar o sensación de falta de aire. Entre las causas neurológicas que lo pueden causar se encuentran: El síndrome de Guillain Barré, una enfermedad en donde hay una lesión en los nervios, comenzando como debilidad en piernas que va ascendiendo pudiendo llegar a causar debilidad del diafragma, y por lo tanto, ocasionando dificultad respiratoria. Dependiendo del nivel de la lesión, también puede ser un síntoma de una lesión medular, ya sea por un traumatismo, una lesión desmielinizante como la esclerosis múltiple o una mielitis transversa. Otro padecimiento neurológico que puede cursar con dificultad respiratoria es la esclerosis lateral amiotrófica en sus estadios más avanzados.

Dolor en cara

Dolor en cara

A diferencia del dolor de cabeza, éste se presenta en la cara, usualmente solo en una región de un lado de la cara, según la distribución del nervio trigémino, el cual es el encargo de la función sensitiva de la cara. Este dolor puede presentarse en la rama oftálmica (dolor en la región cercana al ojo), maxilar (a mitad de la cara) o mandibular (región de mandíbula y boca). En el caso de la neuralgia del trigémino el dolor puede ser desencadenado por masticar, bostezar, hablar, entre otras actividades.  El herpes zóster se presenta con la misma distribución pero es un dolor constante. En ambos casos el dolor es de tipo neuropático, descrito como ardoroso o como un choque eléctrico, usualmente intenso.  En la neuralgia del glosofaríngeo se presenta a la altura de la garganta o del oído.

Dolor en piernas

Dolor en piernas

Dolor que se presenta en las piernas y pies. La principal causa es la neuropatía diabética, causando el conocido “pie diabético”, dolor que inicia en pies descrito como ardoroso o como un choque eléctrico, en ocasiones los pacientes lo refieren como un dolor intratable.  Otra causa común es el dolor por ciática, el cual es un dolor que recorre desde el glúteo hasta la pierna. Mientras que otra causa rara pero importante es la ocasionada por el dolor regional complejo.

Dolor ocular

Dolor ocular

Dolor que se presenta a la altura del ojo, muchas veces empeora al mover el ojo. Se asocia a la neuritis óptica, en la cual se acompaña de visión borrosa y alteración de la visión de colores.  En la migraña puede describirse un dolor que predomina en una región de la cabeza, a veces cercana al ojo. Otra posible causa de dolor ocular es el síndrome de Tolosa-Hunt, acompañándose de visión doble.

Enuresis

Enuresis

Es la pérdida del control de la vejiga durante el sueño, también conocido como “mojar la cama”. Generalmente se presenta en niños menores de 5 años, en caso de adultos es importante buscar una causa.

Espasticidad

Espasticidad

Se le conoce como espasticidad al aumento del tono muscular, muchas veces descrito como si el músculo estuviera tenso o rígido, limitando la movilidad.  Esto se debe a la lesión de la neurona motora superior, siendo una de las secuelas más frecuentes de un infarto cerebral, como consecuencia de una lesión inflamatoria en cerebro por esclerosis múltiple, por una lesión medular, o por padecimientos como parálisis cerebral infantil y esclerosis lateral amiotrófica.

Estreñimiento

Estreñimiento

Es la dificultad para evacuar, ocasionando que la persona evacúe menos de 3 veces por semana. Es un síntoma común, dentro de los síntomas no motores, de la enfermedad de Parkinson, presentándose incluso meses o años antes de iniciar con el temblor o rigidez característicos de este padecimiento. También se observa frecuentemente en pacientes con demencia, principalmente en etapas avanzadas.

Fatiga

Fatiga

También referida como cansancio o debilidad generalizada, muchas veces interfiriendo con las actividades de la vida diaria. Entre las principales causas se encuentran insomnio, debido a la falta de descanso durante la noche, la depresión y ansiedad Es un síntoma común en la esclerosis múltiple, especialmente durante un brote de la enfermedad.  También es un síntoma referido por pacientes con miastenia gravis, presentándose gradualmente durante el día y con más intensidad al final del día.  La fatiga es un síntoma común en pacientes con apnea obstructiva del sueño, ya que debido a que no tienen un adecuado descanso durante la noche, presentan fatiga durante el día.

Fiebre

Fiebre

Es la elevación de la temperatura corporal a más de 37.5॰C. La mayoría de las veces se asocia a un proceso infeccioso, siendo la meningitis la principal causa dentro de los padecimientos neurológicos, acompañado de dolor intenso de cabeza, molestia a la luz, dolor de nuca y vómito.

Fotofobia

Fotofobia

Es el término médico que hace referencia a la molestia o intolerancia a la luz.  En el caso de migraña, meningitis y encefalitis algunos pacientes suelen experimentar intolerancia a la luz o al ruido acompañando al dolor intenso de cabeza. Puede también estar presente en una neuritis óptica, acompañando al dolor ocular y la visión borrosa.

Hiperalgesia / disestesia

Hiperalgesia / disestesia

Es el término médico para describir un dolor muy intenso, que suele ser desproporcionado al estímulo que lo causó, como por ejemplo el roce de la ropa o hasta el mismo aire, desencadenando un dolor insoportable. Muchas veces este dolor es descrito como una descarga eléctrica o como un dolor punzante.  Entre las posibles causas se encuentran la neuropatía diabética, sobre todo en estadíos avanzados, llegando a impedir la marcha. En el caso de esclerosis múltiple puede haber un dolor muy intenso en alguna parte del cuerpo como una pierna o una mano, según la localización de la lesión.  Otros padecimientos neurológicos que se presentan con dolor de estas características es la ciática (dolor en pierna que recorre hasta el glúteo), neuralgia del trigémino (dolor en una región de la cara), neuralgia postherpética (dolor en una región del cuerpo posterior a infección por virus herpes-zóster) y el dolor regional complejo (dolor incapacitante en una región del cuerpo).

Hiporexia

Hiporexia

Es el término médico que hace referencia a la pérdida o disminución del apetito, en casos en los que el síntoma sea persistente puede causar una importante pérdida de peso. Dentro de las causas infecciosas, puede haber falta de apetito en pacientes con meningitis (inflamación de las capas que cubren al cerebro) o encefalitis (inflamación propia del cerebro). También es un síntoma común en pacientes que presentan ansiedad y/o depresión. Pacientes con demencia, principalmente en estadios avanzados, también pueden presentar disminución del apetito, y por lo tanto, pérdida de peso. Aunque menos común, pacientes con algún tumor cerebral pueden tener una importante pérdida de peso, muchas veces incluso sin cambios en el apetito. En estos casos es frecuente que el paciente también presente otros síntomas neurológicos específicos como debilidad en una parte del cuerpo o crisis convulsivas.

Impulsividad

Impulsividad

Es la falta del control de impulsos, actuando sin pensar en las consecuencias, en ocasiones llegando al atrevimiento. La principal preocupación en pacientes con estos síntomas es que un impulso ocasione que se hagan daño así mismos o a terceros.  En pacientes con trastorno de déficit de atención e hiperactividad esta impulsividad llega a ser leve a moderada, ocasionando dificultad para concentrarse en una sola tarea.  En el caso de demencias como en la enfermedad de Alzheimer y la demencia por cuerpos de Lewy la impulsividad puede presentarse principalmente en estadios avanzados, por otro lado en la demencia frontotemporal suele presentarse desde estadios tempranos, siendo característica la desinhibición. En el caso de pacientes con trastorno bipolar pueden ser muy impulsivos durante un episodio de manía, acompañándose de sentimientos de grandeza y gran euforia, en donde los impulsos los pueden llevar a causar daño, incluso a sí mismos o a terceros.

Incontinencia

Incontinencia

Ocurre cuando hay una falta del control de esfínteres, ocasionando micción o evacuación de manera espontánea o involuntaria. Dentro de los padecimientos neurológicos que pueden cursar con incontinencia se encuentra una lesión medular como es el caso del síndrome de cola de caballo la cual suele acompañarse con cierto grado de debilidad y/o alteración de la sensibilidad en región perineal o piernas. También puede estar presente en la esclerosis múltiple, dependiendo de la ubicación de la lesión, o en caso de demencia en etapas avanzadas. Incluso algunos pacientes pueden presentar micción o evacuación espontánea durante una crisis convulsiva de tipo tónico-clónica generalizada. En el caso de la mielitis transversa, dependiendo de a que nivel sea la lesión de la médula espinal, son los síntomas que pueden presentarse como debilidad en piernas, o incluso brazos, alteración de la sensibilidad o incontinencia. Además de la debilidad progresiva característica del síndrome de Guillain-Barré, muchos pacientes pueden presentar incontinencia en la fase aguda. Uno de los síntomas característicos de la hidrocefalia normotensiva es la incontinencia urinaria, el deterioro cognitivo y trastorno de la marcha, formando la triada de Hakim-Adams.

Insomnio

Insomnio

Consiste en la dificultad para conciliar el sueño o para mantenerlo, ocasionando desvelos, despertares durante la noche y que la persona se sienta cansada al día siguiente por la falta de descanso. Entre las principales causas de insomnio se encuentran: estrés, depresión y ansiedad También es común en personas que padecen enfermedades que cursan con dolor intenso, ya que es el mismo dolor el que les impide dormir, tal es el caso de la neuropatía diabética, ciática y dolor de columna Algunos pacientes con demencia pueden tener problemas de insomnio, principalmente en estadios avanzados ya que comienzan con alteración del ritmo circadiano. Existen algunos trastornos del ciclo circadiano que pueden presentarse con somnolencia diurna, como es el caso del síndrome del Jet-lag posterior a un viaje transatlántico.

Lumbalgia

Lumbalgia

También conocida como dolor lumbar, es un síntoma muy frecuente, considerada la principal razón de absentismo laboral. La principal causa es desconocida, se cree que se relaciona con espasmos o contracturas.  Otras causas comunes son la hernia de disco causando ciática, un dolor que recorre desde el glúteo hasta la pierna, lesiones vertebrales por traumatismos o fracturas, y la espondilosis, cambios degenerativos que causan estrechamiento del espacio articular vertebral.

Movimientos anormales

Movimientos anormales

Muchas veces descritos como espasmos o movimientos involuntarios. Pueden ser de diferentes características y diferentes síntomas pueden acompañarlos.  En el caso de crisis convulsivas y epilepsia se caracterizan por movimientos repetitivos, rápidos y bruscos que suelen acompañarse de pérdida del estado de alerta, esto ocurre en las crisis convulsivas generalizadas tónico clónicas y en las crisis motoras focales con alteración del estado de alerta.  Siendo importante diferencias de las crisis psicógenas. Existen diferentes tipos de crisis convulsivas, entre ellas están las crisis convulsivas febriles, el Síndrome de West y Lennox-Gastaut, crisis mioclónicas benignas de la infancia, epilepsia mioclónica juvenil, Síndrome de Dravet, Síndrome de Landau-Kleffner, Síndrome de Rasmussenenfermedad de Lafora, crisis neonatales benignas, la epilepsia refleja y las crisis convulsivas secundarias, muchas de estas presentándose principalmente en la infancia. Cuando la crisis convulsiva es muy prolongada puede tratarse de un estatus epiléptico, la cual ya es considerada una urgencia neurológica. También puede haber movimientos estereotipados como chupeteo, masticación o acomodarse la ropa, mejor conocidos como automatismos, estos se presentan cuando  las crisis son de tipo focales motoras. Otro tipo de movimiento anormal son las mioclonías, sacudidas rápidas de manera involuntaria, breves y bruscas. Por otro lado, en la enfermedad de Huntington estos movimientos son más amplios e irregulares. En cambio, en las distonías estos movimientos pueden ocasionar posturas anormales. Dentro de las causas infecciosas del sistema nervioso, pacientes con encefalitis pueden presentar crisis convulsivas.

Náuseas y/o vómito

Náuseas y/o vómito

Es la sensación o ganas de vomitar, en ocasiones llegando al vómito. Entre las muchas causas de náuseas y vómito, dentro de los padecimientos neurológicos, puede presentarse en pacientes con migraña, en donde durante los episodios de dolor de cabeza intensos algunos pacientes pueden presentar náuseas y/o vómito. También puede presentarse en pacientes con meningitis, acompañado de dolor intenso de cabeza, fiebre, molestia a la luz y dolor de nuca, en este caso el vómito suele presentarse de forma abrupta, conocido como “vómito en proyectil”, o en pacientes con encefalitis, acompañándose de malestar general, confusión y en algunos casos crisis convulsivas.

Parálisis del sueño

Parálisis del sueño

Consiste en que al despertar, ya habiendo recuperado la consciencia, no poder moverse por unos segundos. Durante estos episodios la persona también puede experimentar palpitaciones, sensación de opresión en el pecho, sudoración y falta de aire, pudiendo llegar a causar mucha ansiedad en quien lo presenta. Es un fenómeno que suele presentarse en personas con deprivación del sueño, fatiga, sueño irregular, mucho estrés, o incluso estar asociado a un trastorno del sueño como la narcolepsia.

Paresia

Paresia

Significa debilidad, falta de fuerza. Esta puede ser regional o generalizada. Dependiendo de su forma de presentación y la intensidad de la debilidad son las posibles causas neurológicas que pueden causar esta debilidad. Debilidad de extremidad superior Es la debilidad que se presenta ya sea en la mano, brazo o hasta hombro. Referida por el paciente como dificultad para levantar el brazo o para agarrar objetos.  En el caso de debilidad de una mano y/o brazo puede ser consecuencia de un síndrome de túnel del carpo, una afectación en la que el nervio mediano se comprime, causando dolor y debilidad en la mano. Otra posible causa es una lesión del plexo braquial, una red de nervios que se encargan del movimiento de todo el brazo.  En el caso de la esclerosis múltiple  e infarto cerebral son padecimientos que pueden presentarse de diferentes maneras, según sea la localización de la lesión, siendo uno de los probables síntomas debilidad en la mano, brazo, la mitad del cuerpo, entre otros.  En el caso de la mielitis transversa, dependiendo de a que nivel sea la lesión de la médula espinal, son los síntomas que pueden presentarse como debilidad en piernas, o incluso brazos, alteración de la sensibilidad o falta de control de esfínteres. Cuando esta debilidad se acompaña de un dolor de cabeza intenso, puede deberse a una migraña hemipléjica. Aunque menos común, también puede estar presente en la polineuropatía crónica desmielinizante, principalmente en estadios más avanzados.
  • Síndrome de túnel del carpo
  • Esclerosis múltiple
  • Infarto cerebral
  • Polineuropatia crónica desmielinizante
  • Migraña hemipléjica
  • Mielitis transversa
Debilidad de extremidad inferior Es la debilidad que se presenta en el pie o piernas, presentándose como una dificultad para apoyar el pie, o hasta para caminar y subir escaleras. La debilidad en ambas piernas puede ser consecuencia de una lesión de la médula espinal, pudiendo causar una paraparesia, es decir, debilidad de ambas piernas.  También puede ser una manifestación del Síndrome de Guillain-Barré, una enfermedad caracterizada por debilidad progresiva ascendente que comienza en piernas pudiendo llegar a afectar también miembros superiores e incluso dificultad respiratoria.  Por otro lado, en la miastenia gravis la debilidad se va pronunciando a lo largo del día, ocasionando dificultad para subir escaleras, incluso para caminar.  En el caso de la esclerosis múltiple e infarto cerebral son padecimientos que pueden presentarse de diferentes maneras, según sea la localización de la lesión, siendo uno de los probables síntomas debilidad en la pierna, la mitad del cuerpo, entre otros.  En el caso de la mielitis transversa, dependiendo de a que nivel sea la lesión de la médula espinal, son los síntomas que pueden presentarse como debilidad en piernas, o incluso brazos, alteración de la sensibilidad o falta de control de esfínteres. Cuando esta debilidad se acompaña de un dolor de cabeza intenso, puede deberse a una migraña hemipléjica Otra posible causa de debilidad en piernas es la degeneración combinada subaguda, la cual se debe a un déficit de vitamina B12 y la polineuropatía crónica desmielinizante, un padecimiento caracterizado por debilidad progresiva de las piernas, en ocasiones acompañada de alteraciones sensitivas.
  • Paraparesia
  • Síndrome de Guillain-Barré
  • Miastenia gravis
  • Infarto cerebral
  • Esclerosis múltiple
  • Polineuropatia crónica desmielinizante
  • Degeneración subaguda combinada
  • Migraña hemipléjica
  • Mielitis transversa
Debilidad en cara La debilidad en cara suele manifestarse como una asimetría facial, ya sea desde un estado de reposo o solo al hacer gesticulaciones, puede haber debilidad para levantar una ceja, para sonreír e incluso salida de saliva o comida por no poder mantener la boca bien cerrada, además de que casi siempre se presenta en solo una mitad de la cara.  La mayoría de las veces es consecuencia de una parálisis facial, o también conocida como parálisis de Bell, en este padecimiento la debilidad afecta toda la mitad de la cara, incluyendo ceja, párpado y boca.  En otros casos puede deberse a un infarto cerebral, presentándose solo en la mitad de la boca, estos casos suelen acompañarse de otros síntomas como debilidad en la mitad del resto del cuerpo, alteración del lenguaje y alteración de la conciencia.
  • Parálisis facial
  • Infarto cerebral
Debilidad generalizada Es una debilidad manifiesta en todo el cuerpo, a veces con predominio en alguna zona. En el caso de una miopatía como una distrofia muscular la debilidad comienza en zonas proximales como el muslo, dificultando subir escaleras o levantar cosas.  El Síndrome de Guillain-Barré suele iniciar como una debilidad en piernas que va progresando de forma ascendente llegando a brazos, y en algunos casos pudiendo llegar a dificultad respiratoria.  Por otro lado, en la esclerosis lateral amiotrófica se presenta una debilidad generalizada y progresiva que en estadios avanzados llega a dificultar la deglución e incluso la respiración. Una enfermedad genética poco común que se presenta con debilidad generalizada es la atrofia muscular espinal, presentándose en la mayoría de las veces desde la infancia.
  • Miopatía
  • Distrofia muscular
  • Síndrome de Guillain-Barré
  • Esclerosis lateral amiotrófica
  • Atrofia muscular espinal

Parestesia

Parestesia

Sensación de hormigueo, adormecimiento, calambre o solo como una sensación extraña, usualmente no dolorosa, que ocurre en alguna parte del cuerpo. Puede ser la presentación inicial de una neuropatía diabética, antes de que se presente el clásico dolor neuropático. Es una de las principales manifestaciones de una esclerosis múltiple, pudiendo presentarse en una mano o en una pierna.  En la polineuropatía crónica desmielinizante estas sensaciones pueden presentarse en piernas o en manos, mientras que en la degeneración subaguda combinada es más común en extremidades inferiores.

Pesadillas

Pesadillas

 La gran mayoría de las veces las pesadillas se presentan de manera ocasional y tienen un curso benigno, pero hay ocasiones en las que se relacionan con acontecimientos que amenazan la vida, la seguridad o integridad personal, es entonces cuando puede haber un trastorno de base, tal es el caso del estrés postraumático, en donde las pesadillas se presentan posterior a un evento traumático como un accidente o una pérdida.  Las pesadillas que ocurren en pacientes con terrores nocturnos varían en que el paciente presenta un grito abrupto de terror asociado a aumento de la frecuencia cardiaca, respiratoria y sudoración, además de que es difícil despertarlo del sueño.

Rigidez

Rigidez

Muchas veces erróneamente confundido con espasticidad o contractura, la rigidez ocurre cuando hay una alteración a un nivel profundo del cerebro, en los ganglios basales. El paciente con rigidez tiene dificultad para la movilización de brazos y piernas.  La principal enfermedad neurológica que se manifiesta con rigidez es la enfermedad de Parkinson, pudiendo también estar presente en otros parkinsonismos como demencia de cuerpos de Lewy, parálisis supranuclear progresiva, degeneración corticobasal, y atrofia de sistemas múltiples, antes conocidas como Parkinson plus.

Ronquidos

Ronquidos

Sonido ronco o áspero proveniente de la nariz o la boca que se produce cuando se obstruye parcialmente la respiración al dormir, es una de las principales manifestaciones de la apnea obstructiva del sueño.

Sialorrea

Sialorrea

Existen diversos padecimientos neurológicos que pueden presentarse con salivación excesiva o salida involuntaria de saliva. Una causa común es la parálisis facial e infarto cerebral, en donde, debido a la debilidad que se presenta en la mitad de la cara, no hay un buen control de los músculos de la boca, ocasionando que se salga la saliva en el lado afectado. Es también un síntoma que puede presentarse desde la infancia en la parálisis cerebral infantil, o en adultos con esclerosis lateral amiotrófica.

Somnolencia

Somnolencia

Se le conoce como somnolencia al exceso de sueño o sueño exagerado. Entre las principales causas se encuentran la depresión y ansiedad, ambas pueden causar tanto insomnio como somnolencia ya que varía de una persona a otra. También hay trastornos del sueño que se asocian a hipersomnia, es decir, sueño excesivo, tales como narcolepsia y el síndrome de Kleine-Levin Pacientes con apnea central u obstructiva del sueño suelen sentirse con somnolencia en el día debido a la mala calidad de sueño que tienen. Existen algunos trastornos del ciclo circadiano que pueden presentarse con somnolencia diurna, como es el caso del síndrome del Jet-lag posterior a un viaje transatlántico.

Somniloquia

Somniloquia

Es el término médico que hace referencia a cuando una persona habla aún estando dormido, ya sea solo como un balbuceo incomprensible, vocalización, o hasta un lenguaje claro. Puede también estar presente en el trastorno de conducta durante el sueño REM, asociándose también a movimientos bruscos asociados a lo que la persona está soñando.

Temblor

Temblor

Es el movimiento rápido y corto de una extremidad, siendo más frecuente en manos. Según las características del temblor es la enfermedad a la que se asocia.  Dentro de los padecimientos neurológicos que cursan con temblor se encuentra el temblor esencial, en donde el temblor ocurre a una alta frecuencia y es de baja amplitud, es más común en manos siendo más visible cuando se intenta realizar una actividad, como alcanzar un objeto o escribir, también conocido como temblor de intención. Aunque es menos frecuente, también puede presentarse en la cabeza.  Otro padecimiento frecuente que se acompaña de temblor es la enfermedad de Parkinson, en donde a diferencia del temblor esencial, en este caso el temblor es de menor frecuencia y mayor amplitud, siendo más visible en el reposo, es decir, después de estar un momento sentado sin realizar alguna actividad con las manos, mejor conocido como temblor de reposo.  Este último tipo de temblor también puede estar presente en otros tipos de parkinsonismo como demencia de cuerpos de Lewy, parálisis supranuclear progresiva, degeneración corticobasal, y atrofia de sistemas múltiples, antes conocidas como Parkinson plus.

Tics

Tics

Los tics son un tipo de movimiento anormal, caracterizado por contracciones de un grupo muscular de manera rápida, breve y repetitiva. En el caso de la enfermedad de Tourette los tics son más frecuentes y suelen acompañarse de ruidos involuntarios, conocidos como tics vocales.

Trastorno de la conducta

Trastorno de la conducta

Existen muchas enfermedades tanto neurológicas como psiquiátricas que pueden presentarse con algún trastorno de la conducta, ya sea agresividad, cambios de humor como pasar de hiperexcitabilidad al llanto, incluso dificultad para dormir debido a estos síntomas.  Es un síntoma que puede presentarse en etapas avanzadas de demencia, ya sea en la enfermedad de Alzheimer, demencia de cuerpos de Lewy, demencia frontotemporal, demencia vascular, también puede estar presente en otras enfermedades neurodegenerativas como enfermedad de Parkinson y enfermedad de Huntington Entre las enfermedades psiquiátricas que se acompañan de trastornos de la conducta están la esquizofrenia, principalmente cuando el paciente se encuentra en un brote psicótico, en el trastorno bipolar, y al cursar un síndrome de abstinencia, ya sea por alcohol o drogas.

Vértigo / mareos

Vértigo / mareos

El vértigo es la sensación de que las cosas giran alrededor de uno, en casos severos pudiendo ocasionar que la persona no pueda ni siquiera levantarse de la cama. Por otro lado, en el mareo la persona se siente aturdida, como si su cabeza diera vueltas o siente como si caminara sobre un piso inestable. En ambos casos primero deben descartarse otras causas como efectos adversos a medicamentos. Por otro lado, en el caso de padecimientos neurológicos, se puede presentar en pacientes con meningitis o encefalitis, acompañándose de dolor de cabeza y fiebre. También puede deberse a una lesión en el cerebelo, el encargado del equilibrio y coordinación de los movimientos. Esta lesión puede deberse a un infarto cerebral o un tumor cerebral dentro o cerca del cerebelo.

Visión borrosa

Visión borrosa

Es la alteración de la agudeza visual, es decir, una disminución de la claridad o nitidez de la visión Entre los padecimientos neurológicos que pueden presentarse con visión borrosa se encuentran el ataque isquémico transitorio, muchas veces conocido como “preinfarto cerebral”, y el propio infarto cerebral, en donde uno de los síntomas iniciales pueden ser visión borrosa o pérdida de la visión súbita, casi siempre acompañado de algún otro síntoma como debilidad de una extremidad. En el caso del ataque isquémico transitorio los síntomas solo duran unos minutos sin dejar secuelas.  La visión borrosa es característica de la neuritis óptica, usualmente acompañada de dolor ocular, pudiendo mantenerse sólo como un episodio de neuritis óptica, o en algunos casos llegando a ser parte de la esclerosis múltiple Algunos pacientes con migraña llegan a referir visión borrosa, acompañando al dolor de cabeza intenso que presentan.  Los pacientes con enfermedad de Creutzfeldt-Jakob pueden presentar visión borrosa, además de muchos otros síntomas como cambios en la personalidad, alteración de la memoria, dificultad para hablar, ansiedad, entre otros.