Agenda tu cita 8120892244

Síntomas de migraña abdominal en niños

La migraña abdominal en niños puede ser un desafío tanto para los pequeños como para los padres, ya que los síntomas pueden ser confusos y difíciles de identificar. Aquí hay una descripción detallada de los síntomas típicos de la migraña abdominal en niños:

  • Dolor abdominal recurrente:

Uno de los síntomas principales es el dolor abdominal intenso y recurrente. Este dolor suele ser difuso y ubicado alrededor del ombligo, aunque puede variar en intensidad y ubicación.

  • Náuseas y vómitos:

Los niños con migraña abdominal frecuentemente experimentan náuseas y pueden llegar a vomitar. Estos síntomas pueden ocurrir antes, durante o después del episodio de dolor abdominal.

  • Pérdida de apetito:

Durante un episodio de migraña abdominal, es común que los niños pierdan el apetito y no tengan ganas de comer.

  • Palidez y fatiga:

Los niños pueden mostrar palidez durante un episodio de migraña abdominal, acompañada de fatiga y debilidad.

  • Dolor de cabeza asociado:

Aunque el dolor abdominal es el síntoma principal, algunos niños también pueden experimentar dolor de cabeza durante o después del episodio de migraña abdominal.

  • Sensibilidad a la luz y al ruido:

Al igual que en los adultos con migraña, algunos niños pueden ser sensibles a la luz y al ruido durante un episodio de migraña abdominal.

  • Cambios en el estado de ánimo:

Los niños pueden estar irritable, inquietos o agitados durante un episodio de migraña abdominal, y pueden tener dificultades para concentrarse en las actividades normales.

¿Qué es la migraña abdominal?

La migraña abdominal es una forma de migraña que afecta principalmente el área abdominal en lugar de la cabeza. Es más común en niños, especialmente en aquellos que tienen antecedentes familiares de migraña. Aunque la migraña abdominal puede ser preocupante tanto para los niños como para sus padres, generalmente no es peligrosa y no causa daño permanente.

En la migraña abdominal, el dolor abdominal intenso y recurrente es el síntoma principal. Este dolor puede ser difuso y ubicado alrededor del ombligo, y puede ser acompañado por otros síntomas como náuseas, vómitos, pérdida de apetito, palidez, fatiga y sensibilidad a la luz y al ruido. Aunque el dolor abdominal es el síntoma principal, algunos niños también pueden experimentar dolor de cabeza durante o después del episodio de migraña abdominal.

El diagnóstico de la migraña abdominal se realiza mediante la evaluación de los síntomas del niño y la exclusión de otras posibles causas de dolor abdominal recurrente. Es fundamental que los padres estén atentos a los patrones de los episodios de migraña abdominal de sus hijos y consulten a un profesional de la salud si tienen preocupaciones.

El tratamiento de la migraña abdominal en niños puede incluir medidas de estilo de vida, como mantener una dieta equilibrada, establecer rutinas regulares de sueño y manejar el estrés, así como medicamentos para aliviar el dolor y prevenir los episodios de migraña. Es importante trabajar en estrecha colaboración con un médico para desarrollar un plan de tratamiento individualizado que sea seguro y efectivo para el niño.

¿Cuáles son las causas de la migraña abdominal?

Las causas exactas de la migraña abdominal aún no se comprenden completamente, pero se cree que implican una combinación de factores genéticos, neuroquímicos, hormonales y ambientales. Aquí hay una descripción de algunos de los posibles factores que pueden contribuir a la migraña abdominal en niños:

  • Genética:

Existe una fuerte influencia genética en la migraña, y los niños que tienen familiares con antecedentes de migraña tienen mayor probabilidad de desarrollarla, incluida la forma abdominal.

  • Trastornos gastrointestinales:

Algunos estudios sugieren que los niños con migraña abdominal pueden tener una sensibilidad aumentada en el tracto gastrointestinal, lo que podría desencadenar los síntomas abdominales.

  • Cambios hormonales:

Las fluctuaciones hormonales pueden desencadenar migrañas en algunos niños. En las niñas, la migraña abdominal puede estar asociada con el inicio de la menstruación y otros cambios hormonales durante la pubertad.

  • Desencadenantes alimentarios:

Algunos alimentos y aditivos alimentarios, como el chocolate, los lácteos, los cítricos, los alimentos procesados y los edulcorantes artificiales, pueden desencadenar migrañas en algunos niños. Sin embargo, estos desencadenantes varían de un niño a otro.

  • Estrés y cambios emocionales:

El estrés, la ansiedad y otros cambios emocionales pueden desencadenar migrañas en algunos niños. El estrés puede afectar los niveles de neurotransmisores en el cerebro, lo que puede desencadenar episodios de migraña.

  • Cambios ambientales:

Factores ambientales como los cambios climáticos, las luces brillantes, los ruidos fuertes y los olores intensos pueden desencadenar migrañas en algunos niños.

  • Alteraciones en la serotonina:

La serotonina es un neurotransmisor que desempeña un papel importante en la regulación del estado de ánimo y la sensibilidad al dolor. Se cree que alteraciones en los niveles de serotonina pueden contribuir a la aparición de migrañas en algunos niños.

Es importante tener en cuenta que la migraña abdominal es un trastorno multifactorial y que la interacción de varios de estos factores puede contribuir a su desarrollo en niños. Identificar los posibles desencadenantes individuales y aprender a manejarlos puede ayudar a reducir la frecuencia y la gravedad de los episodios de migraña abdominal. Sin embargo, es fundamental consultar a un médico para obtener un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento adecuado.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes