Agenda tu cita 8120892244

¿Puede un niño presentar Síndrome de Tourette?

Los niños sí pueden presentar síndrome de Tourette y de hecho el inicio de la enfermedad ocurre más frecuente durante la niñez al presentar tics tanto verbales como motores que pueden llegar a afectar la calidad de vida de un niño. Es por esto que la detección temprana de esta entidad es tan importante con la finalidad de brindar las herramientas necesarias para un desarrollo de autoestima, educacional y físico óptimo. 

¿Qué es el síndrome de Tourette?

El síndrome de Tourette es un trastorno del neurodesarrollo que se caracteriza por la presencia de tics motores y fónicos que se manifiestan como acciones motoras o vocales recurrentes, abruptas e involuntarias. Aproximadamente un 18% de los niños presentan algún tipo de tic durante su desarrollo sin que esto signifique que todos los niños con tics tienen síndrome de Tourette. 

Para considerar el diagnóstico de síndrome de Tourette, un niño debe de presentar múltiples tics tanto motores como vocales durante un año o más. El síndrome suele iniciar a la edad de 5 a 10 años y ocurre más comúnmente en hombres. De acuerdo a últimos estudios se cree que hasta el 3% de los niños pueden tener síndrome de Tourette. 

¿Qué tipo de tics pueden presentar los niños con síndrome de Tourette?

Los tics pueden ser simples o complejos, y usualmente un niño con síndrome de Tourette presenta más de 2 en conjunto. A continuación te mostramos algunos ejemplos: 

  • Parpadear constantemente
  • Encoger los hombros 
  • Gruñir 
  • Saltar
  • Gritar 
  • Tocar objetos
  • Mover un brazo o pierna en forma de sacudida

Existen otro tipo de tics que son poco frecuentes pero bastante característicos del síndrome de Tourette:  

Coprolalia:

Este tic vocal se caracteriza por el maldir involuntariamente. Si bien es los síntomas más reconocidos en este síndrome, sólo ocurre en el 15% de los pacientes. 

Coprofenomena:

Este tic puede ser tanto motor como vocal y se refiere al realizar gestos o sonidos obscenos

Ecofenomena:

Ocurre cuando los niños repiten sonidos o gestos externos. 

¿Qué debo hacer si sospecho que mi hijo presenta síndrome de Tourette?

En primera instancia puedes observar la frecuencia con la que presenta los tics y el tipo de tics que tiene tu hijo. Esta información es relevante ya que al acudir a una consulta médica se suele solicitar información detallada de los tics (frecuencia, exacerbantes, atenuantes, duración). Existen otro tipo de entidades que pueden parecerse al síndrome de Tourette por lo que el diagnóstico debe de ser realizado por un especialista (neurólogo o psiquiatra)

No se debe dejar de lado el confortar al niño para evitar sentimientos de culpa sobre las acciones que no puede controlar, recordándole que se trata de un tema médico y que existen herramientas y personas a su alrededor para apoyarlo. Se deben evitar los regaños asociados a los tics ya que éstos suelen generar más angustia y exacerban los síntomas. 

¿Existe tratamiento para el síndrome de Tourette? 

Cada persona con síndrome de Tourette es diferente y por ende el tratamiento deberá de ser individualizado. Algunos niños pueden ser víctimas de bullying o burlas debido a los tics o pueden ser regañados de forma constante por sus profesores u otros adultos por el uso de palabras altisonantes o movimientos bruscos, esto suele tener un impacto negativo en su autoestima y puede tener como desenlace el desarrollo de trastornos psicológicos.

Cuando un niño es diagnosticado con síndrome de Tourette es importante educar a las personas que conviven con él para que comprendan que se trata de una actividad involuntaria por parte del niño y de este modo evitar el distrés psicológico que puede venir acompañado por el síndrome. En aquellos casos en donde los tics tienen un impacto psicológico importante, se puede considerar el uso de medicamentos, sin embargo este tipo de tratamientos sólo ha mostrado una reducción del 30% de los tics. 

Los niños con síndrome de Tourette deben de ser evaluados para otros trastornos asociados como lo son el trastorno obsesivo compulsivo y el trastorno por déficit de atención e hiperactividad, ya que hasta un 70% de los niños con síndrome de Tourette las presentan. 

¿Cuál es el pronóstico del síndrome de Tourette?

Es importante destacar que el síndrome de Tourette no afecta la esperanza de vida y la mayoría de las personas con esta condición pueden llevar vidas plenas y productivas. Sin embargo, los síntomas pueden tener un impacto significativo en la calidad de vida, especialmente si son graves o están acompañados de trastornos adicionales, como trastorno obsesivo-compulsivo (TOC), trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) u otros trastornos del neurodesarrollo.

En muchos casos, los tics motores y vocales asociados con el síndrome de Tourette tienden a disminuir en intensidad y frecuencia con el tiempo, lo que puede hacer que la condición sea más manejable. Sin embargo, algunas personas pueden experimentar fluctuaciones en la gravedad de sus síntomas a lo largo de su vida, y en algunos casos, los síntomas pueden persistir en la edad adulta.

El tratamiento del síndrome de Tourette generalmente se centra en abordar los síntomas más problemáticos y mejorar la calidad de vida del paciente. Esto puede incluir terapia cognitivo-conductual, medicamentos para controlar los tics y abordar condiciones adicionales, así como el apoyo psicosocial para ayudar al niño y a la familia a manejar los desafíos asociados con la condición.

Es fundamental que los niños con síndrome de Tourette reciban un diagnóstico temprano y un manejo integral y personalizado de su condición para optimizar su pronóstico y calidad de vida a largo plazo. Con el apoyo adecuado, muchos niños con síndrome de Tourette pueden aprender a manejar sus síntomas y llevar vidas plenas y satisfactorias.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes