Agenda tu cita 8120892244

¿Qué aplicaciones tiene la neuropsicología cognitiva?

La neuropsicología cognitiva es un área de la psicología que se ocupa de comprender cómo el cerebro gestiona y controla las actividades cognitivas. Es decir, estudia la conexión entre las estructuras cerebrales y los procesos cognitivos, como la memoria, la atención, el lenguaje y la toma de decisiones.

Los neuropsicólogos intentan descubrir los mecanismos subyacentes del funcionamiento cognitivo. Gracias a diversas herramientas y técnicas de investigación, la neuropsicología cognitiva ofrece importantes conocimientos sobre las complejidades del cerebro humano y su función en la cognición.

¿Cómo se clasifica la neuropsicología?  

Es necesario aclarar que debemos distinguir la neuropsicología clínica, la cognitiva y la experimental. Estos tres enfoques están bastante relacionados entre sí, pero es necesario saber que existe una diferencia entre ellos por las funciones específicas que cumplen.     

  • Neuropsicología cognitiva

En esta disciplina se desarrolla un vínculo entre los procesos cognitivos específicos y las áreas cerebrales responsables de su ejecución. Examinando a pacientes con daños cerebrales localizados, es posible identificar qué capacidades cognitivas están alteradas y delimitan las regiones cerebrales específicas implicadas.

Pero este conocimiento no sólo amplía nuestra comprensión del funcionamiento del cerebro, sino que también tiene aplicaciones prácticas en el diagnóstico y tratamiento de los trastornos cognitivos.

¿Qué aportes nos da la neuropsicología?

A diferencia de la psicología cognitiva, que se centra en el estudio de los procesos cognitivos mediante métodos experimentales, la neuropsicología cognitiva se basa en el examen de individuos con daño cerebral o trastornos neurológicos para obtener información sobre el funcionamiento cognitivo.

Analizando las deficiencias y las capacidades conservadas en estas personas, los profesionales de este sector pueden deducir cómo se estructuran y apoyan los distintos procesos cognitivos en el cerebro. 

Aplicaciones de la Neuropsicología Cognitiva

 Tiene numerosas aplicaciones prácticas que pueden utilizarse para mejorar la vida de las personas en diversos campos. Por ejemplo, un área de gran interés es el desarrollo de estrategias de rehabilitación para las personas con deficiencias cognitivas, como las que han sufrido una lesión cerebral traumática o un ictus.  

Los neuropsicólogos pueden diseñar intervenciones específicas para ayudar a los pacientes a recuperar las habilidades perdidas o compensar las deficiencias mediante ejercicios de entrenamiento cognitivo, terapias conductuales o tecnologías de apoyo adaptadas a las necesidades específicas de la persona.

En el campo de la educación, esta ciencia puede aportar ideas esclarecedoras sobre estrategias de enseñanza y diseño curricular eficaces. Al estudiar cómo contribuyen los distintos procesos cognitivos al aprendizaje y la memoria, los investigadores pueden comprender mejor cómo optimizar el procesamiento y la retención de la información. Y, en definitiva, su rendimiento académico.

La psicología forense es otro ámbito en el que puede aplicarse la neuropsicología cognitiva. El examen de los procesos cognitivos, como los relacionados con el testimonio de testigos, la toma de decisiones y la memoria, puede proporcionar información sobre cómo los sesgos y errores cognitivos pueden influir en los procedimientos judiciales.

Rehabilitación cognitiva

También llamada neuropsicoterapia, consiste en programas de intervención para tratar las alteraciones cognitivas consecuentes de un daño cerebral y el tratamiento psicológico de los problemas emocionales también derivados del daño cerebral. 

Se trata de una terapia llevada a cabo por el especialista en el área, el neuropsicólogo. Esta terapia se aprovecha de la plasticidad neuronal para tratar de recuperar la función perdida y mejorar los síntomas. En sí, es una práctica por la cual personas con trastornos neurológicos o psiquiátricos trabajan junto con profesionales de la salud para remediar o aliviar los déficits cognitivos derivados de la enfermedad que padecen.

Entre los objetivos más relevantes de los programas de rehabilitación cognitiva, se encuentran:

  • El logro de mejoras funcionales mediante técnicas específicas
  • La provisión de entornos óptimos y el entrenamiento en estrategias compensatorias
  • Las adaptaciones ambientales
  • La educación de familiares.

Neuropsicología en el TDAH

El diagnóstico de TDAH es actualmente clínico y está basado en los criterios definidos en el DSM-5 (APA, 2013) o en la CIE-11.   Sin embargo, es la exploración de las funciones cognitivas lo que nos va a permitir delimitar el perfil neurocognitivo de la persona. Esta evaluación neurocognitiva se centra, principalmente, en las funciones ejecutivas, el sistema atencional, la función inhibitoria y la memoria de trabajo.

Dado que las escalas existentes son poco sensibles a las particularidades de esta población, resulta esencial realizar una entrevista clínica exhaustiva que oriente el juicio clínico, tanto con los progenitores como con el profesorado y/o especialistas que atienden al niño. Algunos de los indicadores de alarma desde el nacimiento hasta la primera infancia podrían ser:

  • Temperamento difícil, llora con facilidad y es difícil de consolar
  • Dificultades con el sueño, presenta despertares frecuentes con elevada actividad motriz y dificultades en el inicio del sueño
  • Inquietud motora, muestra movimientos acelerados y tropiezos frecuentes durante el gateo o la marcha libre.

Desde el ámbito de la neuropsicología debemos proporcionar también a la sociedad una explicación sobre cómo los mecanismos relacionados con la alteración cognitiva y conductual provocan a las personas que presentan TDAH un desajuste a nivel emocional, así como a otros niveles, como podría ser el fracaso escolar o las dificultades relacionadas con las habilidades sociales.  

Neuropsicología clínica

La neuropsicología clínica es una rama de la psicología la cual se encarga de estudiar las relaciones entre el cerebro y el comportamiento en el contexto clínico de los trastornos.

En base a este conocimiento, los profesionales de esta disciplina, que son los neuropsicólogos clínicos, son capaces de definir un diagnóstico a partir de lo observado en el paciente, además de establecer un tratamiento para mejorar su nivel de vida.

Los neuropsicólogos clínicos poseen un profundo conocimiento sobre el cerebro y sus funciones, además de tener la capacidad de relacionar los síntomas que manifiesta el paciente con la afectación de una u otra área de su cerebro. De esta forma, quienes se especializan en esta área del saber saben cuáles son las causas y consecuencias de una neuropatología manifestada en el paciente.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes