Agenda tu cita 8120892244

¿Cuáles son las características de la hipercinesia?

La hipercinesia es un término médico que se refiere a un trastorno caracterizado por movimientos anormales excesivos o incontrolados. Estos movimientos pueden manifestarse de diversas formas y pueden afectar a diferentes partes del cuerpo, como los músculos faciales, las extremidades, el tronco o todo el cuerpo. La hipercinesia puede ser causada por una variedad de condiciones médicas subyacentes y su gravedad puede variar desde leves molestias hasta problemas significativos que afectan la calidad de vida de una persona.

¿Cuáles son los tipos de hipercinesia?

Existen varios tipos de hipercinesia, cada uno con características distintas y causas específicas:

  • Acatisia

Dificultad para sentarse o permanecer quieto debido a la inquietud interior. La acatisia se asocia con el uso de ciertos tipos de medicamentos, especialmente antipsicóticos (neurolépticos).

  • Ataxia:

Ocurre cuando se tiene un problema de coordinación, lo que hace que el paciente se mueva de forma incierta o incluso torpe. La ataxia puede ser una condición o un síntoma de otra condición. Es mucho más común como síntoma.

  • Corea, atetosis y balismo:

o Corea. Es un trastorno del movimiento que provoca movimientos musculares involuntarios e impredecibles. El trastorno puede hacer que parezca que la persona se encuentra bailando o está inquieto. Es común en la enfermedad de Huntington.

o Atetosis. Es un flujo continuo de movimientos lentos, de torsión o de retorcimiento, que generalmente involucran las manos y los pies.

o Balismo. Generalmente implica movimientos más intensos, como lanzar con fuerza un brazo o una pierna.

  • Distonía. Se caracteriza por la presencia de contracciones musculares sostenidas o intermitentes que causan movimientos o posturas anormales, a menudo repetitivas. La distonía es un síntoma común de la parálisis cerebral y de varias afecciones neurodegenerativas.
  • Mioclono. Es una contracción o sacudida breve e involuntaria de los músculos. Las personas que experimentan espasmos o sacudidas mioclónicas tienen músculos que se tensan inesperadamente (mioclono positivo) o se relajan (mioclono negativo).
  • Espasticidad. Es una alteración en los patrones de movimiento muscular que hace que ciertos músculos se contraigan todos a la vez cuando el paciente intenta moverse o incluso en reposo. Interfiere con el movimiento y también puede afectar el habla y la forma de caminar.
  • Estereotipias (movimientos estereotipados). Son movimientos complejos y generalmente bilaterales (ambos lados del cuerpo). Los ejemplos incluyen balancearse, aletear las manos, caminar de un lado a otro y apretar el cuerpo. Pueden ser una característica de muchas afecciones, incluido el trastorno del espectro autista y el síndrome de Rett.
  • Tics. Son movimientos modelados, repetitivos y no rítmicos. Los tics simples son breves e involucran un pequeño grupo de músculos. Los ejemplos incluyen parpadear, arrugar la cara, sacudir la cabeza, aclararse la garganta y gruñir. Los tics complejos pueden durar más y afectar a más músculos. Los ejemplos incluyen saltar y decir ciertas palabras o frases. Los tics son parte del síndrome de Tourette, pero pueden estar presentes en otras afecciones.
  • Temblor. Se caracteriza por la presencia de movimientos involuntarios de temblor o sacudida. Los movimientos pueden ocurrir en una o más partes del cuerpo. Los temblores ocurren cuando los músculos se contraen y se relajan repetidamente.

¿Cuáles son los síntomas de la hipercinesia?

  • Movimientos involuntarios excesivos: La característica principal de la hipercinesia son los movimientos anormales que ocurren sin control consciente. Estos movimientos pueden manifestarse de diversas formas, como temblores, sacudidas, contracciones musculares o movimientos repetitivos.
  • Dificultad para controlar los movimientos: Las personas afectadas por hipercinesia a menudo experimentan dificultades para controlar o detener los movimientos involuntarios, lo que puede interferir con las actividades diarias y la calidad de vida.
  • Variedad de movimientos: Los movimientos involuntarios pueden variar en tipo y gravedad. Algunas personas pueden experimentar movimientos rápidos y bruscos, mientras que otras pueden experimentar movimientos más lentos y fluidos. Estos movimientos pueden afectar diferentes partes del cuerpo, como la cara, los brazos, las piernas o el tronco.
  • Aparición durante el reposo: En algunos casos, los movimientos hipercinéticos pueden aumentar durante el reposo o la relajación, lo que puede dificultar aún más el control de los síntomas.
  • Agravamiento con el estrés o la emoción: Los movimientos involuntarios pueden aumentar en situaciones de estrés emocional o excitación, lo que puede hacer que los síntomas sean más pronunciados en ciertas circunstancias.
  • Cambios en la postura y la marcha: En algunos tipos de hipercinesia, los movimientos involuntarios pueden afectar la postura y la marcha, lo que puede provocar problemas de equilibrio y coordinación.

Es importante destacar que la hipercinesia puede ser un síntoma de varias condiciones médicas subyacentes, como trastornos del movimiento, lesiones cerebrales, efectos secundarios de ciertos medicamentos o trastornos neurológicos. Por lo tanto, es fundamental consultar a un médico para obtener un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento adecuado. El tratamiento de la hipercinesia a menudo implica abordar la causa subyacente, así como el manejo de los síntomas para mejorar la calidad de vida del paciente.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes