Agenda tu cita 8120892244

¿Cuándo es necesario acudir al neurólogo infantil?

Todo paciente pediátrico que presente cuadros neurológicos o relacionados con el sistema nervioso debe acudir con el neurólogo infantil o neuropediatra. Las patologías, padecimientos o enfermedades asociadas al daño neurológico son: 

  • Alteración en el estado de despierto o conciencia
  • Dolores de cabeza (cefalea)
  • Síndrome del niño hipotónico
  • Retraso psicomotor o en el neurodesarrollo
  • Sindromes neurocutaneos
  • Trastornos del comportamiento (TEA, TDAH)
  • Trastornos paroxísticos de la infancia
  • Parálisis cerebral infantil
  • Trastornos espásticos o paréticos
  • Rigidez muscular
  • Ataxia de inicio en la infancia
  • Trastornos del movimiento
  • Patologías de los ojos
  • Patologias del oido 
  • Alteraciones en la forma y tamaño del cráneo
  • Trastornos del sueño

¿Qué es el Trastorno del espectro autista y por qué debo acudir al neuropediatra?.

El trastorno del espectro autista o TEA abarcan un amplio espectro de presentaciones clínicas ​que, en su manifestación ​ se caracterizan por deficiencias persistentes en la comunicación social y en la interacción social en diversos contextos, unidas a patrones restrictivos y repetitivos o estereotipados de comportamiento, intereses o actividades y trastornos de la comunicación o del lenguaje.

El DSM V establece tres niveles de necesidad dentro de los TEA para clasificar el espectro

  • Nivel I: Personas que necesitan ayuda.
  • Nivel II: Personas que necesitan ayuda notable.
  • Nivel III: Personas que necesitan ayuda muy notable.

De ahí que los síndromes anteriormente considerados como subtipos como el Asperger ahora sean considerados como manifestaciones diversas de un mismo trastorno.

Los tres criterios contemplados en el DSM-IV para el diagnóstico (disfunciones sociales, del lenguaje y comportamientos reiterativos), pasan a ser dos en el DSM-5, que reagrupa los dos primeros en uno solo.

Algunas características del espectro incluyen déficit en la reciprocidad socioemocional, que oscila desde un acercamiento social inadecuado y errores en el seguimiento de una conversación, hasta un nivel reducido para compartir intereses, emociones o afectos, o fracaso para iniciar o responder a las interacciones sociales.Déficit en el desarrollo, en el mantenimiento y en la comprensión de las relaciones, lo cual abarca, por ejemplo, desde las dificultades para ajustar su conducta, para adaptarse a varios contextos sociales; dificultades para compartir el juego imaginativo o para hacer amigos, hasta la ausencia de interés por los iguales.

Es muy frecuente, también, la hipersensibilidad sensorial, lo que conlleva a que los estímulos considerados insignificantes, podrían desatar una crisis en personas afectadas con TEA. Así, la hipersensibilidad afectaría a los siguientes campos:

  • Visual: Puede que no toleren las luces muy brillantes ni ciertos colores o se asombren por los mismos.
  • Auditivo: Suelen detectar sonidos que otros pasan por alto y pueden aturdirse fácilmente por un ruido fuerte, en cuyo caso, por lo general, se tienden a tapar los oídos como en el caso de las licuadoras.
  • Olfativo: Detectan olores que los demás no perciben o que pasan por alto.
  • Gustativo: La exacerbada sensibilidad gustativa podría llevarlos a desarrollar alimentación selectiva, como comorbilidad.
  • Táctil: En muchos casos, son muy sensibles al contacto físico y puede que les desagrade ser tocados o ser muy selectivos al respecto.

Por lo tanto el neuropediatra podrá intervenir en qué tipo de terapia es necesaria llevar y podrá brindar medicamento para estimular el lenguaje o tratar comorbilidades como la epilepsia o agresividad.

¿Qué es el TDAH y por qué debo acudir con el neurólogo infantil?

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad o TDAH es un trastorno crónico del desarrollo neuropsiquiátrico que afecta el desarrollo y funcionamiento de las funciones ejecutivas​ Se diagnostica frecuentemente en la infancia y suele persistir en la edad adulta. Se caracteriza por inatención (fallos en la regulación de la atención, distracción moderada a grave, períodos de atención breve o excesiva), hiperactividad (inquietud principalmente mental, no en todos los subtipos) y comportamiento impulsivo (inestabilidad emocional y conductas impulsivas, incluyendo la inquietud motora) que produce problemas en múltiples áreas de funcionamiento, dificultando el desarrollo social, emocional y cognitivo de la persona que lo padece.​ Una característica común, y que parece ser contraria al nombre del trastorno, es la capacidad de hiperfoco o hiperconcentracion, debido a que las personas con TDAH poseen una atención ligada a factores motivacionales, inconscientes, y pueden prestar atención excesiva a aquello que les proporciona recompensa inmediata.

Por lo tanto el neuropediatra podrá intervenir en qué tipo de terapia es necesaria llevar y podrá brindar medicamento para estimular el comportamiento y la atención (metilfenidato) o tratar comorbilidades como la epilepsia o agresividad (antiepilépticos o risperidona).

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes